No hay pretexto para no pagar utilidades

La pandemia que desplomó las actividades económicas durante el 2020 no será justificación suficiente para que los patrones dejen de cumplir con el pago de utilidades hacia sus empleados, por lo que en Quintana Roo ya se emitieron los primeros 200 requerimientos. Los únicos exentos serán aquellos que logren declarar en ceros.De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, en este mes de mayo las personas morales deberán cumplir con la obligación legal de repartir entre sus trabajadores, el 10 por ciento de las ganancias, mientras que las personas físicas tienen hasta 29 de junio.
Al respecto, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (Styps) de Quintana Roo explicó que para no estar obligadas con este pago, las empresas (físicas o morales) deben acreditar ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) que no obtuvieron ganancias durante el ejercicio fiscal 2020.
Hasta el momento, como parte del operativo “Reparto de Utilidades 2021”, las autoridades ya emitieron 200 requerimientos para verificar el cumplimiento en toda la geografía estatal, además de 13 órdenes de inspección extraordinarias por pagos no realizados durante 2020, de acuerdo con Catalina Portillo Navarro, titular de la dependencia estatal.
Las empresas que se nieguen a cumplir podrían se acreedoras a una multa de entre 22 mil 405 pesos hasta 448 mil 100 pesos, de acuerdo a la gravedad de la falta, independiente de que tienen que cumplir con el pago de las utilidades.
Al respecto, Juan Jaime Mingüer Cerón, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) Chetumal-Tulum señaló que la mayoría de las empresas se encuentran en una imposibilidad de cumplir, porque eso implicaría otras acciones más drásticas que permitan la supervivencia de los negocios, como el despido de trabajadores o, en el peor de los casos, el cierre.
Tan solo en la capital del estado, la pandemia por Covid-19 mantiene cerrados 250 negocios afiliados a la Canaco-Servytur Chetumal-Tulum, con la pérdida de hasta mil 200 fuentes de empleo.
Los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar y Felipe Carrillo Puerto cuentan con 11 mil 087 unidades económicas micro y pequeña empresa, conocidas coloquialmente como negocios familiares, que dan empleo hasta a cinco trabajadores, y son quienes tienen mayores problemas financieros. (Con información de Sipse.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *