Imparable escalada de precios en productos y servicios

El transporte, la salud y los alimentos son los tres grandes rubros con el mayor encarecimiento, en el último año, en Quintana Roo, complicando más la deplorable situación económica de las familias.
De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a un año de que llegó la pandemia a México, los productos y servicios relacionados con la Salud y el Cuidado Personal han sufrido un incremento del 7.41% en general en el estado de Quintana Roo, el segundo de mayor variación.
El primero son los servicios de Transporte que han incrementado en un 8.66%, principalmente en la zona norte del estado. El tercer sitio lo ocupan los Alimentos, Bebidas y Tabaco, con un aumento generalizado del 4.71%, en los últimos 12 meses.
Las cifras del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Instituto, actualizado ayer por el Inegi, también identificó a otros sectores: Educación y Esparcimiento (2.47%); Vivienda (2.16%); Muebles, Aparatos y Accesorios Domésticos (2.06%); Ropa, Calzado y Accesorios (0.79%).
Para la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), alimentarse, vestirse y transportarse, y cuidar su salud, son los rubros básicos en la vida de las más de 500 mil familias que habitan en el estado, según el Inegi.
César Antonio Iuit, secretario general de la CROC en el municipio de Othón P. Blanco, explicó que las repercusiones son drásticas por el bolsillo y los ingresos de los quintanarroenses no son suficientes para costear el gasto diario.
En el caso de la capital del estado, mencionó colonias como la Ampliación Nuevo Progreso o los asentamientos de Antorchistas, donde es más precaria la situación.
«Las familias de escasos recursos que no tienen altos ingresos no pueden comprar lo mismo que el año pasado, porque es más caro, comprar cuatro huevos en lugar de cinco, o como quien dice dejar de comer bien porque es difícil comprar más alimentos, por decir un ejemplo, ya no se viaja en taxi sino en combi», dijo el líder de los obreros locales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *