22Abril2021

Tulum: Del Paraíso al Infierno

Hasta el fin de semana pasado, el municipio de Tulum, Quintana Roo, se había convertido en el destino turístico más atractivo para turistas nacionales y extranjeros.

A diferencia de otros lugares, su porcentaje de ocupación ha llegado a 100 por ciento en plena pandemia.
Sin embargo, la ambición desmedida de unos cuantos empresarios y funcionarios municipales está por echar todo por la borda.
El domingo por la madrugada, turistas y lugareños vivieron momentos de terror durante la celebración de un Halloween, en el que se registró una balacera que terminó con la vida de dos personas y dejó a tres más con heridas de gravedad.
Los hechos ocurrieron en el bar Vagalume, cuyo socio mayoritario es David Pinhas, y su promotor es el empresario Pepe Díaz, y aunque inicialmente se dijo que el evento masivo se hizo sin permiso de las autoridades, la Fiscalía estatal investiga la participación de funcionarios municipales que habrían permitido la celebración del evento.
El incidente se convirtió ya en el negrito en el arroz que no quería la industria turística del lugar, porque hoteleros de Tulum y toda su población empezaban a sentir una recuperación después de prácticamente un año en la lona.
Consideraban todo un éxito haber logrado activar de nuevo el destino a niveles incluso internacionales. Pero el gusto les duró muy poco.
La irresponsabilidad y la avaricia de unos cuantos en el gobierno municipal de Tulum pudo más, porque han autorizado a los dueños de clubes operar sin respetar la sana distancia, la capacidad de los establecimientos, las medidas sanitarias y de seguridad, como la instalación de arcos detectores de metales.
Todo apunta al alcalde Víctor Mas Tah, del PRD, y a Mario Cruz Rodríguez, presidente del Consejo de Promoción Turística del municipio, quien es identificado como el principal enlace con los buenos y los malos empresarios del ramo.
Hasta ayer ninguna autoridad municipal había dado la cara por la balacera en el club Vagalume.
Lo que sí, me dijo un empresario, es que todos están muertos de miedo en el palacio municipal, porque el tema de la inseguridad pone en entredicho la imagen del destino y el futuro cercano de la actividad económica.
Además del puente del fin semana pasado, el próximo 11 de noviembre se inaugura el Festival de Arte y los hoteles más famosos reportaban ocupaciones de 100 por ciento hasta antes de la balacera, situación que, prevén, pudiera cambiar por empresarios y funcionarios irresponsables.
***
Un dato que pone los pelos de punta es que en este 2020 se ha superado el récord de policías asesinados en México. En el periodo que va del 1 de enero al 31 de octubre se han registrado, al menos, 464 uniformados asesinados en el país, cifra que supera el total de registros ocurridos durante todo 2019, con 446, y 2018, con 452, según reporta la organización Causa en Común.
***
Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “Ignorar las consecuencias de los propios actos, eso es el infierno”. (Fuente: Alfredo González/El Heraldo de México)

Por qué no se liberan las patentes de las vacunas contra la covid-19

ciberprotector
2591572
Hoy
Ayer
Totales
175
406
2591572